¿OS APUNTÁIS A CORRER EN GRUPO? ¿OS APUNTÁIS A CORRER EN GRUPO?
¿Es mejor correr solas o acompañadas? Pero,… ¿qué pasa si el ritmo que lleva el grupo no es el mismo que el mío? Hoy... ¿OS APUNTÁIS A CORRER EN GRUPO?

¿Es mejor correr solas o acompañadas? Pero,… ¿qué pasa si el ritmo que lleva el grupo no es el mismo que el mío? Hoy intentamos daros respuesta a estas dudas que muchas tenemos a la hora de practicar el running.

 

Sabemos que las que estáis acostumbradas a practicar el running de manera solitaria es complicado hacer un cambio de chip y unirse a un grupo, pero hay que saber que correr en grupo provoca beneficios muy importantes.

 

Psicológicamente, hace que no estéis tan pendientes del ritmo o la distancia recorrida y, casi sin daros cuenta, hayáis recorrido mucho más tramo del que os pensabais. Es decir, minimiza los efectos del agotamiento. Además, ayuda a evadirse y disfrutar del deporte y la compañía.

 

Es muy importante elegir un buen grupo, ya que va a ser la clave para que obtengáis beneficios. Por ello, hay que conocer los límites y capacidades de cada una, ya que si corréis con un grupo más lento va a provocar que el esfuerzo que hagáis sea menor y afectará a las posibilidades de obtener un buen entrenamiento. Por lo contrario, correr con un grupo más rápido hará que el cuerpo se canse de manera más rápida ya que lo estaréis obligando a exigir demasiado, además de notar un sobreesfuerzo en las piernas.

 

Para saber si el grupo al cual os habéis unido es el ideal o no, es muy importante que hagáis caso de vuestro cuerpo. ¡Hay que escucharlo! Si durante el entrenamiento, o al finalizarlo, notáis que el cuerpo no acumula un gran cansancio y vuestras respiraciones no son muy aceleras, claramente os habéis equivocado de grupo y debéis uniros a uno más cañero. En el caso que hayáis hecho un gran esfuerzo y acumuléis mucha fatiga, está claro que debéis bajar el ritmo.

Noelia