Michelle Alonso rompe barreras a brazadas Michelle Alonso rompe barreras a brazadas
Es la primera nadadora con discapacidad intelectual que se batirá a brazadas con las mejores nadadoras de España. La Sirenita de Tenerife competirá este... Michelle Alonso rompe barreras a brazadas

Es la primera nadadora con discapacidad intelectual que se batirá a brazadas con las mejores nadadoras de España.

La Sirenita de Tenerife competirá este fin de semana con Jessica Vall, referencia de la braza española y poseedora de todos los récords nacionales en este estilo.

Michelle Alonso participa este fin de semana en el Open de Primavera Absoluto en Málaga, un campeonato de natación al máximo nivel estatal, donde competirá contra el crono con Jessica Valls en la misma prueba, los 50 metros braza.

Michelle tiene una discapacidad intelectual reconocida del 37%. Pero esta situación no le ha supuesto menos méritos. Ha sabido batir un hándicap con su esfuerzo y vitalidad diarios. La Sirenita de Tenerife es ya una de las mejores nadadoras de España. Alonso ha ganado la plaza para este campeonato ya que ha conseguido la mínima exigida. Concretamente ha obtenido la decimotercera mejor marca (33:37) en 50m braza. Una auténtica TRIWOMAN!

Su hándicap

Su esfuerzo diario se alinea con el de las mejores nadadoras del país. Entrena en doble sesión cada día, una de mañana y otra de tarde, y se exige con responsabilidades y sacrificios para estar al máximo nivel: sigue una dieta, se entrena también en el gimnasio y pasa controles antidoping.

Su entrenador afirma que “su principal desventaja en el agua es la dificultad para controlar los ritmos y mantener una estrategia de carrera”. Lo que un nadador convencional domina: la concentración, la motivación, el control de ritmos, el analizar los rivales…. “todo eso es muy difícil de controlar para un nadador con discapacidad intelectual”. Y sentencia: “A Michelle, por ejemplo, no le puedo decir que cuente las brazadas porque entonces no mantiene el ritmo".

Los inicios de Michelle Alonso

Empezó la natación como terapia, por prescripción médica. En 2009 estuvo a punto de dejar este deporte, pero entró a formar parte del Ademi Tenerife, un club especializado en deporte adaptado. Este cambio le devolvió la ilusión y empezó la evolución.

Su entrenador, que le acompaña a día de hoy, explica que de pequeña “en el agua se transformaba y salía su vena competitiva. Sus marcas, su actitud y su calidad la definían como una campeona”. Pese a ser una deportista con discapacidad intelectual, destaca por la “motivación, el esfuerzo diario y la concentración” que en la mayoría de casos cuesta mucho de reflejarse; remarca su entrenador, Jose Luis Guadalupe.

Michelle Alonso, la sirenita tinerfeña
Recordamos sus mejores momentos

La tinerfeña ha ganado dos oros paralímpicos. En los Juegos Paralímpicos de Londres de 2012 batió el record del mundo de 100 metros braza y se colgó la medalla de oro.  Ahí, la proeza fue doble: se convirtió en la primera nadadora española con discapacidad intelectual que iba a unos Juegos Paralímpicos y en la primera en ganar el oro.

En los últimos JJOO, RIO 2016, Alonso no se quedó corta: consiguió récord paralímpico (1:12.62) y mejoró en cuatro segundos su tiempo de Londres 2012 (1:16.85). Su objetivo más ambicioso, llegar a Tokio 2020.

Laura