El próximo mes de agosto, 14 españoles competirán en los Campeonatos del Mundo de Natación en Kazán (Rusia). Es una cita clave ya que el...

El próximo mes de agosto, 14 españoles competirán en los Campeonatos del Mundo de Natación en Kazán (Rusia). Es una cita clave ya que el año que viene se celebran los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro. La nadadora catalana, Mireia Belmonte, participará en el próximo evento en seis pruebas, siendo así la componente de la Federación Española de Natación que más veces luchará contra el crono en Kazán.

Belmonte estará en los 200 y 400 m. estilos, en los 400, 800 y 1.500m libre y en los 200 m. mariposa, según ha notificado la Federación Española. Junto a ella, la sección femenina la completan Melanie Costa, que nadará en Kazán los 200 y 400 m. libre y los 200m. espalda; Duane Da Rocha, inscrita en los 200m. espalda; Marina García, que competirá en 200m. braza; Beatriz Gómez, que ha logrado mínima para los 800m. libre y los 400m. estilos; Judith Ignacio, presente en 200m. mariposa y Jessica Vall que nadará en los 100 y 200m. braza.

Este invierno ha sido decisivo para la preparación de los Mundiales de Kazán. Las instalaciones del CAR de Sierra Nevada, a 2.400 metros de altitud, han acogido durante más de dos meses a los miembros de la Selección Española de Natación, capitaneados por Fred Vernoux, para hacer entrenamiento "en altura". Una técnica a la vanguardia, ya que entrenar en estas condiciones permite un aumento de la capacidad de oxigenación del cuerpo. Por ello, los mejores equipos del mundo acuden a ella. Para Vernoux, "puede ser que este invierno sea más duro que el invierno que viene; pero nos pusimos el reto de hacer diez semanas seguidas con una carga de 100 kilómetros a la semana. En total completamos 1.000 kilómetros".

El día a día de Mireia Belmonte durante la estancia en Sierra Nevada ha sido digno de una campeona. Las jornadas empezaban con una sesión en el agua a la 8 de la mañana, seguida de sesiones de fuerza en el gimnasio hasta el mediodía. Después de comer, tenían tiempo para el descanso, al que le seguía otro entrenamiento en la piscina. El control está llevado al detalle, pues Belmonte ha dormido en cámaras isobáricas. A parte de la rutina específica que han seguido los nadadores concentrados en Sierra Nevada, han desconectado de la presión en el agua con sesiones de esquí.

Foto: europapress.com

triwoman