Montserrat Clavero, la triatleta incombustible Montserrat Clavero, la triatleta incombustible
Montserrat Clavero es una institución en el ámbito del triatlón. Una deportista que está presente en todas las pruebas habidas y por haber. No... Montserrat Clavero, la triatleta incombustible

Montserrat Clavero es una institución en el ámbito del triatlón. Una deportista que está presente en todas las pruebas habidas y por haber. No falta a las citas más destacadas del triatlón estatal ni tampoco a las populares. Es de admirar por su faceta personal y profesional, puesto que su vida dio un giro radical hace unos años con el fin de cuidar a su madre. Una auténtica TRIWOMAN

¿Quién es Montserrat Clavero?

Montserrat  de 65 años. Triatleta y pediatra de profesión. Durante los últimos 12 años ha dirigido un Centro de Día que ella misma fundó, para personas mayores que necesitaban de una atención personalizada, debido a causas como el Alzheimer. El motor de este cambio de vida fue su madre. A los 70 años le diagnosticaron Alzheimer, enfermedad para la que Montserrat no encontró ningún centro que pudiera atenderla como requería.

El triatlón como motor de vida para Montserrat

Como no podía ser de otra forma, el debut de Clavero en triatlón fue al unísono con la llegada de este deporte en Cataluña. Su primera competición "se celebró en Manresa en junio de 1986. En septiembre del mismo año se celebró el Triatlón de Cataluña en Bañolas", una cita a la que ha acudido consecutivamente durante más de 30 ediciones.

Poco a poco, Clavero fue participando en los triatlones que se celebraban en Cataluña. Y no sólo eso, sino que más adelante fueron campeonatos de España y después de Europa o del Mundo. La veterana triatleta ha logrado ser finisher de las todas las distancias: sprint, olímpica, media distancia, distancia C (4,0 km natación, 120km ciclismo, 30km carrera a pie) y distancia IRONMAN.

Su historia y su garra no dejan de sorprendernos...

Después de varios triatlones de distancia C, su primer IRONMAN llegó el 2004, en Austria (Klagenfurt). Con 51 años, Montserrat quedó "primera de su grupo de edad, consiguiendo  plaza para Hawái, que no pudo aprovechar por problemas familiares".

En 2015 participó en el IRONMAN Barcelona, pese a haberse fracturado el menisco interno de la rodilla derecha en 2014. Su decisión había sido entrenar la natación y el ciclismo... y dejar la carrera a pie "a lo que saliera", aunque su traumatólogo le "había anunciado que posiblemente seria mi último Ironman". De eso hace ya 3 años y Montserrat ha acabado este triatlón de larga distancia en 2 ocasiones más.

Clavero asegura que todas sus lesiones se han producido "cuidando a mi madre, no han sido entrenando. Me ha costado muchos lloros, pero ya tengo claro que no puedo correr y solo lo hago en las carreras". Aún y así, no falta a las pruebas populares y hay fines de semana que dobla competición en sábado y domingo.

Este 2018 ha conseguido acabar el IRONMAN Barcelona y ha conseguido, por quinta vez en su trayectoria, "la clasificación para el Campeonato del Mundo IRONMAN en Hawái" en categoría 65-69 años. En cuatro ocasiones no ha podido ir. Esta vez, es diferente.

Foto: Carles Iturbe for IRONMAN

Lección de vida

Montserrat es de costumbres. En la medida de lo posible, ya que a veces la enfermedad de su madre da situaciones inesperadas, sigue unas pautas de entrenamiento: "A las seis voy a la piscina, para regresar antes de que mi madre se despierte. Hago rodillo tres días por semana en el salón, donde pueda verla, cuando regresamos a casa por la noche. Desde 2014, no entrena la carrera a pie por indicaciones del traumatólogo, pero "hago sobre todo elíptica, que es lo más parecido a la carrera sin impacto".

Incombustible. Triatleta y persona de hierro que exprime su día a día intensamente. La disciplina es su mejor aliada. Montserrat Clavero es un referente en el mundo del triatlón pero es un ejemplo de vida. Una persona comprometida, con actitud y sueños, positiva y con mente ganadora. Un ejemplo más de que el deporte rompe barreras. 

Gracias, Montserrat, por tu entrega y pasión

Fotografías: Susana Sánchez Gallery

Laura